Pasar al contenido principal

Iniciativa de pliegos tipo ya es ley de la República

pliego tipo
  • Los grandes ganadores son la transparencia, la democracia y por supuesto el país.
  • Con 143 votos a favor y tan sólo tres en contra, Cámara de Representantes dio luz verde a los documentos tipo.

En un paso histórico en la lucha contra la corrupción y en una gesta para la democracia, se constituye la aprobación del pliego tipo por parte de la Cámara se Representantes, en la mañana de hoy, durante el debate de conciliación del proyecto entre Senado y Cámara. Es evidente, a todas luces, que con esta decisión y con la posterior implementación del mecanismo, los corruptos difícilmente podrán manipular los pliegos de condiciones dentro de un proceso de contratación pública para favorecer intereses particulares. 

En contravía de lo que argumentaron los críticos del proyecto, en su momento, la autonomía de las regiones no sufrirá ninguna afectación con la entrada en vigor de este instrumento. Serán justamente los mandatarios locales, quienes definirán los detalles puntales de los pliegos, de acuerdo a las características técnicas del los proyectos a contratar. Tanto es así, que en reciente fallo, la Corte Constitucional, declaró la exequibilidad de los pliegos tipo por no afectar la autonomía territorial, entre otros argumentos. 

Para Juan Martín Caicedo, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, con la aprobación de los documentos tipo, la mayor ganadora es la democracia. “La votación de esta mañana a favor de los pliegos tipo fue demoledora. Aca gana el país, gana la democracia, ganan las instituciones y definitivamente los grandes perdedores de la jornada son los corruptos”, señaló el dirigente gremial. 

Grandes ganadoras de la jornada también son las pequeñas y medianas empresas, que podrán garantizar, con los pliegos tipo, su participación en procesos regionales donde la contratación, en muchos municipios y departamentos, ha estado cooptada por mafias non sanctas. 

Así las cosas, con esta noticia, finalmente queda zanjada una discusión de vieja data en favor de la transparencia, la pluralidad de oferentes y la democracia. Enhorabuena.