Pasar al contenido principal

Puertos presentan propuestas a Cormagdalena para atender dificultades.

Río Magdalena

La Cámara Colombiana de la Infraestructura, en su trabajo constante por buscar mecanismos que beneficien a sus afiliados, adelanta reuniones con Cormagdalena con el fin de presentarle propuestas a la entidad para mitigar el impacto negativo que han tenido los puertos debido a la pandemia generada por el Covid-19.

En este sentido, los problemas identificados por las terminales portuarias están relacionados con: bajos ingresos por menor movimiento de carga fruto de la disminución de la demanda, menores exportaciones, saturación de almacenamiento de crudo y sus derivados; el estado del calado de la zona portuaria de Barranquilla por debajo de los 10 metros, situación que representa limitaciones y sobrecostos; y el incremento de la tasa representativa del mercado (TRM) que afecta el costo de los planes de inversiones y el pago de la contraprestación portuaria.

Frente a lo anterior la Cámara ha estructurado siete propuestas de solución relacionadas con mercados objetivos, planes de inversión, costo de las inversiones, contraprestación, interventoría de los contratos y prórroga de los contratos de concesión.

En cuanto a los mercados objetivos, la propuesta es que se autorice a los puertos replantear los mercados objetivos de las concesiones, pues no hay garantía alguna de que al final de la crisis, los que hoy entendemos como negocios potenciales, sigan siendo los mismos o incluso existan.

Respecto a los planes de inversión, la idea es que se puedan reprogramar, disminuir, postergar, reemplazar, compensar o incluso modificar su alcance y especificaciones.

Por otro lado, se propone reprogramar la contraprestación y prorratear en el tiempo restante de cada concesión. Igualmente, buscar una fórmula para utilizar una TRM distinta al mecanismo de pago estipulado en cada contrato (que usualmente es la del día en que se hace el pago, o la del mes anterior al pago), manteniendo el equilibrio contractual.

Finalmente, en lo que tiene que ver con la interventoría, se propone que esta actividad puede ser asumida directamente por Cormagdalena, la cual puede ejercerse mediante la supervisión especial y directa del contrato de concesión, sin que se vea afectada la labor de la corporación relacionada con el seguimiento del contrato. Por tanto, se plantea prescindir de la interventoría de manera temporal.

Las propuestas serán presentadas a Cormagdalena en reuniones organizadas por la CCI.

Crédito foto: Cormagdalena